¿Revisión de proyecto? Si; por favor…

Cualquier proyecto de ejecución, ya sea de obra civil o de edificación, y de cualquier dotación económica, es un documento que supone un esfuerzo de coordinación importante entre la idea principal del proyectista y su adecuación a una amalgama de normativas y requerimientos que le son de obligado cumplimiento.

No siempre es fácil llevar a cabo esta simbiosis, y más aún cuando en determinadas circunstancias, los proyectos quedan en el olvido durante un tiempo para ver la luz años después. Es entonces cuando hay que volver a revisar el cumplimiento de las nuevas normas o decretos que le son entonces de aplicación.

Los filtros administrativos y técnicos suelen ser, en general, de ayuda para todo tipo de proyectos, ya que en cierto modo, verifican el cumplimiento de determinadas normas que en su caso pudieran haberse pasado por alto, pero no constituyen la herramienta más adecuada para detectar incumplimientos normativos a un nivel más intenso.

Una herramienta muy recomendable en estos casos, y sobre todo en proyectos complejos, sería una revisión de proyecto por parte de una ingeniería o entidad de control. Estas revisiones, particularizadas en todos los aspectos requeridos en un proyecto (estructura, arquitectura, instalaciones, accesibilidad, etc.) suponen una ayuda importante que no debería subestimarse, y que, generalmente, son una de las partidas que suelen eliminarse cuando la dotación económica tiende a subir.

Dicho esto, cuando un proyecto se desarrolla en fase de ejecución, cualquier incumplimiento normativo no detectado en fase de proyecto puede dar lugar a varias situaciones:

  • Caso 1: Que el incumplimiento no se detecte en fase de ejecución, terminándose el proyecto fuera de la normativa vigente en lo relativo a este aspecto. En este caso el proyectista debería asumir, en caso de reclamación posterior, las responsabilidades que se deriven de este incumplimiento.
  • Caso 2: Que el incumplimiento se detecte en fase de ejecución y pueda corregirse. Este, obviamente, sería el mejor de los casos.
  • Caso 3: Que el incumplimiento se detecte en fase de ejecución pero tenga una complicada resolución, ya que esta afectaría al diseño de dicho proyecto.

Este último sería el caso en el que quiero centrarme en la entrada de hoy. Poniéndonos en antecedentes, hablamos del cumplimiento del DB SUA, tanto en su versión actual como en las anteriores.

Por un lado, en su apartado 4.2.3, articulo 2, sección SUA-1, este documento especifica que en las escaleras con cambio de dirección en dos tramos, la anchura de dicha escalera no deberá reducirse a lo largo de la meseta. Además esta zona estará libre de obstáculos y sobre ella no barrerá el giro de ninguna puerta.

foto-1

foto-2

Sabiendo esto, si en el desarrollo de la ejecución de cualquier proyecto importante se detecta que el giro de una puerta invade la meseta, incumpliendo de este modo lo especificado en este documento básico, el instinto natural de cualquier técnico, ya sea el redactor o no, le llevaría a buscar una solución que revertiera dicho problema.

foto-3

En este caso, la solución en la que todos estaréis pensando es cambiar el sentido de apertura de la puerta. Efectivamente, este “giro de mano” podría solucionar este problema.

No obstante, y siguiendo con el documento básico de seguridad de utilización y accesibilidad, su artículo 1.2 de la sección SUA-2, especifica que las puertas de los recintos que no sean de ocupación nula situadas en el lateral de pasillos cuya anchura sea menor de 2.50 metros se dispondrán de forma que el barrido de la hoja no invada dicho pasillo.

foto-4

Curiosamente, en nuestro caso, el pasillo tiene una anchura menor de 2.50 metros, por lo que se vería afectado por este requerimiento.

foto-5

Esta paradoja nos lleva a la conclusión de que el problema tiene una resolución bastante complicada; ya que tratando de solucionar un incumplimiento normativo caeremos en otro.

Obviamente, siempre se puede reordenar toda la tabiquería de la zona afectada, pero eso implica un coste que probablemente supere el que hubiese supuesto una revisión de proyecto, en la que, con seguridad, se hubiese detectado dicho problema.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Revisión de proyecto? Si; por favor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s