Discrepancias.

Las normas y documentos con los que ejecutamos los distintos sistemas constructivos, y con los que a su vez controlamos la ejecución de los mismos están sujetos a un buen número de interpretaciones técnicas, siempre en función de lo taxativa que sea la norma o documento en uno u otro aspecto.

La claridad en la literatura de las normas, y sobre todo, en sus conclusiones, es muy importante a la hora de facilitar la labor del que ejecuta y del que controla. Si una norma o documento, es claro, las interpretaciones de dicho documento se reducen a la mínima expresión.

En muchos casos las normas son trasposiciones o adecuaciones de manuales de uso de sistemas no tradicionales que pasan, con el transcurso del tiempo, a considerarse tradicionales. En estos casos, en los que coexisten ambos documentos, la lectura e interpretación de norma y manuales no deberían dar lugar a duda alguna en ningún aspecto.

Generalmente suele ser así, pero siempre se dan excepciones, como la que quería comentar hoy.

Hablamos del control de ejecución de tabiquerías de yeso laminado, y en concreto, de la longitud máxima de los tabiques.

En este caso, la norma UNE 102043 es de obligado cumplimiento, al estar incluida en las partidas de proyecto correspondientes a los sistemas que se van a disponer en obra. Además de esto, son de referencia los manuales de Atedy y del fabricante.

20160628_121832

La norma antes mencionada fija, en su artículo 17.1.4 los valores máximos de longitud de tabiques.  Os incluyo dicho artículo.

1

Mi interpretación “literal” de dicho artículo es que la longitud máxima de los tabiques, que no incluya rigidizadores, pero que SI incluyan cercos, encuentros, esquinas, etc, sería de entre 5 a 12 metros, en función de los distintos sistemas a ejecutar.

Por lo tanto, en esta interpretación “literal”, no se consideran rigidizadores los cercos, ni los encuentros ni las esquinas.

Nos vamos al manual de Atedy. A este respecto dice lo siguiente.

2

Como vemos, el manual considera como rigidizadores los encuentros, cercos, esquinas, que la norma UNE 102043 descartaba en su artículo 17.1.4. Incluso aporta un detalle acotado aún más esclarecedor.

3

Aun teniendo claro que documento prevalece sobre otro, estas faltas de concordancia entre documentos que deberían ir de la mano en todos los aspectos de la ejecución de un determinado sistema, no siendo la generalidad, dificulta las labores del que ejecuta y del que controla.

Afortunadamente, en este caso, la colaboración del contratista ha sido fundamental, ya que, aun teniendo una justificación técnica del fabricante decantándose por el manual de Atedy en lugar de la norma, este ha decidido cumplir lo especificado en esta última.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s