Pruebas de estanqueidad con agua tintada y su aplicación en patologías de cubiertas.

En la entrada de hoy que inaugura el cambio a wordpress quería hablar sobre la utilidad de las pruebas de estanqueidad con agua tintada.

Estas pruebas son una herramienta muy útil a la hora de estudiar patologías en cubiertas como la que os voy a comentar ahora.

En este caso, hablamos de una cubierta de techo de sótano ejecutada sobre un forjado de placas alveolares con entrevigado perdido de poliestireno expandido. Esta solución de placas alveolares tiene el problema de que al disponer un fondo continuo de hormigón en su base, retienen el agua ocluida por precipitaciones de lluvia o las labores de limpieza en la fase de montaje. La única manera de sacar esa agua (para evitar así problemas posteriores) es realizando taladros en la parte inferior de las placas.


Lo que ocurre con este sistema, es que nunca se suele tener la certeza de haber sacado por completo el agua ocluida.

Imagen

En esta obra en concreto, y después de varias pruebas de estanqueidad convencionales, una de las filtraciones de agua detectadas en una placa permanecía activa, por lo que, después de realizar algunos taladros más a la placa y estudiar algunas posibles soluciones, se pensó en realizar una prueba de estanqueidad con agua tintada.

La finalidad de esta prueba residía en comprobar si la filtración que se mantenía activa en la placa era debida a la impermeabilización ejecutada encima del forjado. Para ello se acotó la zona afectada por la filtración en la parte superior del forjado y se levantó la protección de la cubierta.

Para tintar el agua de la prueba se utilizó en este caso como colorante el azulete comúnmente usado en labores de replanteo en obras, que debido al escaso volumen de agua utilizada funcionó correctamente.

Imagen

Conviene aclarar que en los casos en los que haya que realizar este tipo de pruebas con volúmenes de agua importante tendremos que emplear tintes con una disolución más adecuada, ya que el azulete común puede depositarse en el fondo de la impermeabilización si no se aplica en cantidad adecuada y con un removido constante. En estos casos un tinte adecuado puede ser la fluoresceína sódica, sustancia colorante orgánica hidrosoluble de color amarillo perteneciente al grupo de las xantinas que produce un color amarillo verde intenso en soluciones alcalinas (con PH mayor o igual a 7).

Imagen

Tanto el azulete o añil como la fluoresceína sódica son colorantes que no dañan las láminas bituminosas ni de PVC, aspecto a tener en cuenta a la hora de realizar pruebas de este tipo.

Dado que este tipo de pruebas la estamos realizando en cubiertas con alguna patología, debemos tomar las medidas adecuadas, en este caso, aparte de tintar el agua, se depositó un recipiente de color diferenciado al del tinte para que recogiese el agua procedente de la filtración.

Imagen

En nuestro caso, y pasadas las 24 horas preceptivas, el agua depositada en el recipiente no presentaba tinte alguno, por lo que esta prueba sirvió para confirmar los indicios que apuntaban a que la patología no era debida a un problema en la impermeabilización.
Para los que tengan curiosidad por saber cómo se resolvió esta patología; una vez determinado que el problema no residía en la lámina impermeabilizante se decidió levantar un tramo de la misma para determinar la humedad de la capa de formación de pendientes con toma de muestras de dicha capa para determinar el grado de humedad.

Imagen

También se realizó una cata con toma de muestras en el muro de la medianería próximo a la zona afectada, y que en la inspección visual inicial presentaba indicios de humedad.

Imagen

Finalmente, tras las inspecciones y ensayos realizados, se dictamino que la entrada de agua se producía por una mala solución en la impermeabilización del muro medianero, que no contaba con impermeabilización ni un sellado adecuado de la junta de dilatación en su encuentro con la albardilla del muro de la edificación anexa.

En definitiva, para llegar a un dictamen acertado, en la mayoría de ocasiones hay que dar varios pasos o realizar varias pruebas para confirmar indicios y descartar hipótesis, y en este caso la prueba de estanqueidad con agua tintada supuso una gran ayuda.

Anuncios

2 pensamientos en “Pruebas de estanqueidad con agua tintada y su aplicación en patologías de cubiertas.

  1. Pingback: Los mejores 34 artículos de Abril que deberías haber leído | Actitud Técnica

  2. Pingback: Pruebas de estanqueidad con agua tintada y su aplicación en patologías de cubiertas. | TYO. TRABAJOS Y OBRAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s