Viviendas accesibles… solo por dentro.

Hablamos de una urbanización cualquiera en la periferia de Madrid, con bloques de viviendas de protección oficial y dotación de viviendas para personas con movilidad reducida. Las viviendas adaptadas cumplen con lo indicado en la normativa vigente en cuando a diseño, dimensiones, huecos libres, % de rampas en zonas comunes, etc, pero al salir del edificio nos encontramos con esto.
Escalones entre el edificio y el acerado y entre el acerado y la calzada.
¿Tan difícil es hacer las cosas bien?, ¿Por qué no se ha tenido el mismo control de ejecución en la urbanización que en el interior de las edificaciones?
La verdad es que estamos acostumbrados a ver como se realizan acerados sin cumplir con la normativa en accesibilidad en zonas urbanas ya edificadas, pero en una urbanización nueva con las edificaciones construyéndose casi a la vez que la urbanización cuesta creer que se repitan esos errores.
En tiempos de crisis es aun más grave que pasen estas cosas, porque el coste de la reparación (es más que probable que los acerados tengan que corregirse levantando y volviendo a colocar baldosas y adoquines) será elevado y podría haberse evitado con algo mas de estudio y previsión. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s