Pinturas (1). Tipos y control de ejecución.

Pinturas

En teoría, una pintura es cualquier material generalmente líquido o semi líquido coloreado, que puede distribuirse por una superficie, formando una capa adherente y continua que luego solidifica manteniendo aproximadamente el mismo tono de color. Esta capa debe conservar por tiempo mas o menos prolongado el color y la adherencia a la superficie a la que fue aplicada.  No se consideran aquí entonces las capas incoloras o transparentes  (barnices o lacas).

El objetivo de las pinturas puede ser diverso, a saber:

– Proteger contra la corrosión materiales metálicos corroíbles.

– Impermeabilizar superficies.

– Dar una apariencia de color embellecedora.

– Sellar uniones roscadas en tuberías de liquido o gas.
– Reducir la producción de ruidos en superficies planas o semi planas sometidas a  vibraciones.
– Combinación de las anteriores.


Tipos de pinturas

  De acuerdo a la solubilidad de la pintura (material utilizado para diluirla) pueden distinguirse:

1.- Las solubles en agua (conocidas como pinturas de agua). Tipos de pinturas al agua: 


Temple. 
Es una pintura al agua (el agua es el disolvente). Tiene como aglutinan­te colas celulósicas o amiláceas y como pigmento sulfato de calcio (yeso) o carbonato cálcico (blanco de España). Es porosa, permeable, de aspecto mate agradable, poco dura, barata. No resiste el agua o lavado y al repintar hay que eliminar todas las capas anteriores.
Se emplea en superficies interiores de yeso o cemento que no sufran mucho trote. No se debe exponer en sitios donde se produzcan condensa­ciones de agua pues origina manchas de moho. El temple liso se aplica con brocha o rodillo de lana o proyectado a pis­tola. El temple picado (con relieve) se aplica con rodillo de esponja. El tem­ple gotelé se aplica con máquinas que proyectan gotas, con diferentes aca­bados: gotelé aplastado, gotelé rayado, gotelé artillera.

Pintura al cemento. 
Es una pintura al agua formada por cemento blanco y un pigmento que resista la alcalinidad. Se vende en polvo, que puede estar coloreado o no. Al efectuar la mezcla se debe efectuar inmediatamente el trabajo ya que tanto el secado como la formación de las capas son como el fraguado del cemento, o sea, necesitan humedad constante. Es mate, absorbente y resiste agentes atmosféricos. Se debe emplear sobre superficies ásperas, rugosas y porosas para que se adhiera con facilidad. Se utiliza en exteriores. (ladrillos, mortero de cemento y derivados) Se aplica con brocha, rodillo o pulverizado.

Pintura a la cal. 
Es una pintura al agua que tiene como aglutinante y pigmento hidróxido de calcio (cal apagada). Acabado mate, poroso, absorbente, endurece con el tiempo, la hume­dad y la lluvia favorecen la carbonatación. Resiste a los agentes atmosféri­cos. Tiene buenas propiedades microbicidas. Puede colorearse. Se debe ma­nejar con precaución por su causticidad. Tiene buena adherencia sobre mortero, cal, piedra, ladrillo Se em­plea en interiores y exteriores. No emplear sobre yesos, madera o me­tales. Se aplica con brocha, rodillo o pulverizadores.

Pintura al silicato. 
Es una pintura al agua que tiene como aglutinante una disolución acuosa de silicato de potasio o sosa y como pigmento blanco de zinc u otros pigmen­tos minerales resistentes a la alcalinidad. Es dura, resistente a la intemperie y la alcalinidad del soporte, por lo que se puede emplear sobre el hormigón y el cemento pero no sobre yeso. Tiene una gran adherencia al vidrio y al hierro. Se transportan separados el vehículo del pigmento pues la vida mezclada queda limitada. Se utiliza en exteriores sobre cemento y derivados, piedra, ladrillo y vidrios. Se aplica con brocha, pistola o rodillo.


Pintura plástica. 

Es una pintura al agua que tiene como aglutinante resinas plásticas o acrílicas y como pigmento cualquier tipo de pigmento que resista la alcalini­dad. El aspecto varía de mate a gran brillo. Buena adherencia. Resistencia al lavado y al frote debida a su contenido de resinas. Se seca rápidamente, aunque se retrasa en tiempo húmedo. Es perjudicado por las bajas tempera­turas (Temp. Mín. entre 5 y 10 ºC). Sobre el hormigón se recomienda utili­zar resinas acrílicas. Gran gama de colores. Se utiliza en interior y exterior sobre yeso, cementos y derivados. Si se utiliza sobre madera o metal se debe dar previamente una imprimación. 


2.- Las solubles en derivados del petróleo (gasolina, queroseno, etc.) conocidas como pinturas de aceite.

Tiene como conglomerante y como aglutinante aceites vegetales secan­tes (aceite de linaza), como disolvente aguarrás o white spirit y cualquier clase de pigmento. No mezclar con resinas duras. Muy utilizadas anteriormente por su flexibilidad y penetración sobre bases porosas, pero varios inconvenientes han hecho que se mezclen con re­sinas duras dando lugar a los esmaltes.

Esmalte graso.
Está compuesto por aceites secantes mezclados con resinas duras na­turales o sintéticas. Es una simple mezcla, en los esmaltes sintéticos es una combinación química. Como disolvente, aguarrás o white spirit. Buen brillo, que se pierde en la intemperie. Buena extensibilidad. No resiste la alcalinidad (por lo que hay que aislar la superficie del cemento). Tiene un secado y un endurecimiento lentos que se retrasan con el frío. La tonalidad blanca no es muy pura. Dan buenos barnices transparentes. Se utiliza en interiores como esmalte de acabado. En exteriores, debi­do al aceite pierde brillo al sol, por lo que tiene un uso restringido.
Se aplica con brocha o con rodillo especial de esmaltar.

Esmaltes sintéticos. 
Se obtienen por combinación química de resinas duras y aceites secan­tes. Como disolvente, aguarrás o white spirit. Las resinas más empleadas son las alquílicas, que tienen gran dureza, buen brillo, resisten agentes químicos e intemperie y, al combinarse con los aceites, tienen gran flexibilidad. Secan con rapidez. Gran brillo, incluso al exterior. Al interior disminu­ye el brillo y las resistencias exteriores disminuyen. Se utilizan mucho en decoración y protección de superficies de made­ra y sobre metal, tanto en exteriores como en interiores. Además de utili­zarlo como cubriente, se obtienen barnices transparentes. 

También se utili­zan como imprimaciones anticorrosivas, aunque necesitan primero una pre­paración esmerada si se utiliza sobre metal. También se utiliza sobre super­ficies de cemento, aunque conviene neutralizarlo. Se aplica con brocha, rodillo, pistola o por inmersión. 

3.- Las solubles en  disolventes especiales ( xileno, metanol, acetona o sus mezclas) llamadas lacas

De acuerdo a la forma en que se preparan para su uso pueden ser:

1.- Las de un solo componente (lista para usarse)
2.- Las que se preparan mezclando dos o mas componentes ( pinturas epoxi y de poliéster)

 De acuerdo a su capacidad para resistir sin cambios el medio en que se van a aplicar:

1.- Pinturas de interiores
2.- Pinturas de exteriores
3.- Pinturas marinas.
4.- Pinturas resistentes a ambientes especiales (ácidos, álcalis, altas temperaturas etc.).

 De acuerdo al acabado final:

1.- Pinturas mate (sin brillo)
2,- Pinturas con algo de brillo (la denominación depende del fabricante ).
3.- Pinturas brillantes.

De acuerdo al tiempo de secado:

1.- De secado rápido (menos de 30 minutos al tacto)
2.- De secado medio  (menos de 4 horas al tacto)
3.- Las de secado lento (mas de cuatro horas al tacto)

De acuerdo al modo de secado:

1.- Pinturas que secan por la evaporación del disolvente.
2.- Pinturas que secan por reacción química con el aire.
3.- Pinturas que secan por polimerización.
4.- Pinturas que usan una combinación de las anteriores.

Que componentes formas una pintura

En general exceptuando aquellas pinturas que son un sólido disuelto y que endurecen por el secado del disolvente, como las pinturas asfálticas, una pintura está compuesta básicamente por tres elementos que son:

1.- La base
2.- El relleno
3.- El colorante

La base es el componente principal de la pintura y es la sustancia que tiene la capacidad de endurecer y adherirse a la superficie sin agrietarse ni desprenderse y tienen diversas naturalezas que van desde el antiguo aceite de linaza hervido, la caseína  (proteína contenida en la leche)  hasta los modernos polímeros artificiales (polivinilos, poloiacrilatos, poliuretanos etc.) lo mejor es que esta base sea transparente o semitransparente a fin de que su color natural no influya en el color final de la pintura, también es importante que sea estable al tiempo (no cambie sus características en poco tiempo lo mismo antes que después de endurecida ) y por último que  sea un producto manipulable sin grandes riesgos a la salud.

El relleno se agrega  a la base para darle “cuerpo” es decir aumentarle la viscosidad ( para evitar que se chorree en superficies verticales) y para hacerla “untosa” (se pueda distribuir fácilmente por una superficie formando una capa continua), este relleno consiste en materiales micro pulverizados ( generalmente inorgánicos) que se agregan en menor o mayor cantidad a la base en estrecha proporción a la intensidad de brillo que se quiera obtener al final, (a menos polvo mayor brillo), obsérvese que las pinturas de brillo generalmente son mas fluidas que las mate.
Como relleno se utilizó durante mucho tiempo el albayalde (compuesto químico del plomo) por su gran estabilidad y bajo precio pero después fue prohibido en la mayor parte de los países por su elevada nocividad.
Lo mejor es que estos rellenos sean de color blanco a fin de que la pintura pueda ser coloreada.
Los mas usados hoy en día son en orden de costo:

– Hidróxido de calcio (cal apagada)
– Oxido de cinc  (Utilizado también para los talcos y polvos para la piel)
– Oxido de titanio
– Rocas naturales pulverizadas (blanco España)

El hidróxido de calcio se utiliza para las pinturas mas baratas y es el peor de los rellenos porque tiene marcada tendencia a “amarillear” con el tiempo, lo que empeora la estabilidad del color. El Oxido de cinc, mas caro que el anterior es un relleno de buena calidad pero conserva aun la tendencia a “amarillear” aunque notablemente menos pronunciada que la cal, por último el Oxido de Titanio es el mejor de todos los rellenos porque virtualmente no cambia de color con el tiempo pero es mas caro que los anteriores. Lo común es que las pinturas del mercado tengan como relleno una mezcla de óxidos de cinc y titanio.

La relación ( sumamente variable) entre calidad y concentración de la base y la cantidad y tipo de relleno es la clave para la obtención de pinturas de mejor calidad lo que a su vez influye en el precio del producto. Pero dadas las estrategias comerciales y los efectos de la propaganda no siempre las pinturas mas caras son las de mejor calidad.

El colorante se agrega a la pintura como su nombre lo indica para darle el color deseado (mezclando apropiadamente distintos productos coloreados), estos pueden ser orgánicos e inorgánicos siendo los inorgánicos comúnmente, productos con mayor estabilidad del color, mientras que los inorgánicos tienen la tendencia a decolorarse especialmente a la luz del sol.
Entre los colorantes inorgánicos se encuentran las sales de algunos metales, algunos productos naturales (rocas pulverizadas muy finamente) y otros productos químicos.
Entre los orgánicos están entre muchos otros, los colorantes de anilina.

Utilización de las pinturas

Dice un probervio de los ingenieros “no hay malos materiales, lo que hay son malas aplicaciones”  usando esto en el mundo de las pinturas ,cuando vayamos a pintar algo, escoger la pintura mas cara para ello no siempre es la mejor solución, de hecho una gran parte de las veces en una solución disparatada, donde se malgasta el dinero inútilmente. Primero debemos tener en cuenta factores importantes como por ejemplo si la aplicación será en el interior o el exterior (las pinturas de interiores no deben usarse jamás para exteriores) luego, que tiempo de vida esperamos que tenga la pintura, porque si es un lugar que tiene mucho tránsito o se “manosea”  mucho, los mas probable es que en poco tiempo la pintura esté sucia (aunque sea garantizada para 20 años) y haya que volver a pintar, o la persona que va a “usar” el color es de esas que le gusta cambiar con frecuencia, o se esperan rayaduras o golpes etc. por la naturaleza del trabajo del local. Escoger una pintura adecuada a la “vida esperada” puede representar una economía de hasta mas del 50% del precio de la pintura.  Todo lo contrario, si se va a pintar un edificio de muchas plantas en el exterior hay que usar evidentemente “lo máximo”en calidad.

Lo otro que hay que tener en cuenta es la naturaleza de la pintura, existe una tendencia a pensar que las pinturas de aceite son “mejores” que las de agua y esto puede ser cierto en cuanto a durabilidad y brillo pero pintar con “aceite” tiene bastantes inconvenientes y de hecho esas pinturas han quedado relegadas a pintar partes metálicas, las razones son:

1.- La calidad, brillo y durabilidad de las pinturas de agua de hoy en día son comparables a las de aceite.

2.- La pintura de agua es mas “amistosa” al planeta donde vivimos.

3.- Las pinturas de aceite, por su naturaleza química retienen y absorben productos del ambiente que se impregnan  en ellas y no pueden ser lavadas (humo, micro polvo producto del desgate de los neumáticos etc.)  teniendo la tendencia a ennegrecer, especialmente las pinturas claras.

4.- Representan una base pésima para el uso de pinturas de agua en el futuro.

5.- La limpieza de las herramientas y la propia piel hay que hacerla con disolventes no muy “amistosos” y caros.

6.- Su precio es mayor.

Por último, hay lugares donde la pintura no  tiene contacto con nada ni casi se deposita polvo o suciedad como en los falsos techos (o cielo raso) o tampoco se humedece, en lugares como estos una buena “lechada de cal” favorecida con algo de pintura puede ser suficiente.


Control de ejecución según NTE RPP.

Antes de la aplicación.

– Estarán recibidos y montados todos los elementos que deben ir en el paramento como cercos de  puertas, ventanas, canalizaciones, instalaciones, bajantes.
– Se comprobará que la temperatura ambiente no sea mayor de 28°C ni menor de 6°C.
– El soleamiento no incidirá directamente sobre el plano de aplicación.
– La superficie de aplicación estará nivelada y lisa.
– Según el tipo de soporte o superficie a revestir se considerará:
            
Superficies de yeso, cemento, albañilería y derivados
– La superficie del soporte no tendrá una humedad mayor del 6%, habiéndose secado por aireación natural.
– Se eliminarán, tanto las eflorescencias salinas como la alcalinidad antes de proceder a pintar mediante un tratamiento químico a base de una disolución en agua caliente de sulfato de zinc o sales de fluosilicatos en una concentración entre 5 y 10%.
– Se comprobará que en las zonas próximas a los paramentos a revestir no haya manipulación o trabajo con elementos que desprendan polvo o dejen partículas en suspensión.
– Las manchas superficiales producidas por moho además del rascado o eliminación con estropajo, se desinfectarán lavando con disolventes fungicidas.
– Las manchas originadas por humedades internas que lleven disueltas sales de hierro, se aislarán mediante una mano de clorocaucho diluido, o productos adecuados.
Superficies de madera
– El contenido de humedad en el momento de aplicación será:
                        Superficies de madera al exterior: 14 – 20%.
                        Superficies de madera al interior: 8 – 14%.
– No estará afectada de ataque de hongos o insectos, saneándose previamente con productos fungicidas o insecticidas.
– Se habrán eliminado los nudos mal adheridos sustituyéndolos por cuñas de madera sana de iguales características. Los nudos sanos que presenten exudado de resma se sangrarán mediante lamparilla o soplete, rascando la resma que aflore con rasqueta.
Superficies metálicas
– Acero laminado en caliente:
     
Estructuras:
Limpieza general de suciedades accidentales mediante cepillos.
Limpieza de óxidos.

Cerrajería:
Limpieza general de suciedades accidentales.
Desengrasado.

– Acero laminado en frío:

Carpintería y cerrajería:
Desengrasado.
Limpieza muy esmerada de óxidos.

Chapa galvanizada y metales no férreos:
Limpieza general de suciedades accidentales.
Desengrasado a fondo de la superficie.
Durante la aplicación
– Se suspenderá la aplicación cuando la temperatura ambiente sea inferior a 6°C o en tiempo caluroso cuando sea superior a 28°C a la sombra.
– En tiempo lluvioso se suspenderá la aplicación cuando el paramento no esté protegido.
– Al finalizar la jornada se taparán y protegerán perfectamente los envases y se limpiarán y repasarán los útiles de trabajo.
Después de la aplicación
– Se evitarán en las zonas próximas a los paramentos revestidos la manipulación y trabajos con elementos que desprendan polvo o que dejen partículas en suspensión.
– Se dejará transcurrir el tiempo de secado indicado por el fabricante no utilizándose procedimientos artificiales de secado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s